Confianza

Confianza


CORTAHILOS
Definición: Se trata de cruzarse entre el perseguidor y el perseguido evitando que te pillen.
Objetivos: Distenderse. Cohesionar al grupo. Tomar contacto físico.
Participantes: Grupo, clase, … a partir de 6 años 
Desarrollo: El perseguidor nombra a alguien del grupo a quien intenta cazar. El resto trata de cruzarse entre ambos, como si cortara un hilo entre ambos y llevándoselo consigo. El perseguidor irá a por el que se cruzó en medio. Si se toca al cortahilo o perseguido se cambian los papeles. 
Variantes: Hacerlo por parejas.
Si el perseguido puede dar la mano a alguien debe escoger a otra presa.

LAS GAFAS
Definición: Consiste en ver la realidad a través de distintos puntos de vista. 
Objetivos: Comprender el punto de vista de los otros y cómo una determinada postura condiciona nuestra visión de la realidad. 
Participantes: Grupo, clase a partir de 8 – 9 años 
Materiales: Ocho monturas de gafas sin cristales o de alambre o cartulina. 
Desarrollo: El animador plantea: “estas son las gafas de la desconfianza. Cuando llevo estas gafas soy muy desconfiado. ¿Quiere alguien ponérselas y decir qué ve a través de ellas, qué piensa de nosotros?”. Después de un rato, se sacan otras gafas que se van ofreciendo a sucesivos voluntarios ( por ejemplo : la gafas de la “confianza”, del “replicón”, del “yo lo hago todo mal”, del “todos me quieren”, y del “nadie me acepta”, etc.) 
Evaluación: En grupo. Cada uno puede expresar cómo se ha sentido y qué ha visto a través de las gafas. Puede ser el indicio de un diálogo sobre los problemas de comunicación en el grupo.

EQUILIBRIO
Definición: Se trata de que, por parejas, se consiga alcanzar el punto de equilibrio, y hacer movimientos cooperando. 
Objetivos: Favorecer la confianza e uno /a mismo /a y el otro /a. Estimular la cooperación y el sentido del equilibrio. 
Participantes: Grupo, clase,… a partir de 10 años. 
Reglas: Es importante invitar a que las parejas se formen entre personas desproporcionadas físicamente: bajas con altas, gordas con delgadas, … Siempre es posible alcanzar el equilibrio. 
Desarrollo: Las personas participantes se reparten por parejas. Dentro de cada pareja los integrantes se ponen frente a frente, dándose las manos, juntando los pies y uniendo las puntas. A partir de esta posición y sin despegar los pies del suelo, cada integrante va dejándose caer hacia atrás con el cuerpo completamente recto. Así hasta llegar a estirar completamente los brazos y conseguir el punto de equilibrio dentro de la pareja. Una vez alcanzado el equilibro se pueden intentar hacer movimientos cooperando y sin doblar los brazos: una de las integrantes de la pareja dobla las piernas mientras la otra la sostiene, las dos bajan, … 
Evaluación: ¿Cómo nos sentimos? ¿Fue fácil encontrar el equilibrio? ¿Qué ocurrió con parejas muy desproporcionadas?

EL NUDO
Definición: Se trata de hacer un nudo, a partir de un corro, lo más complicado posible.
Objetivos: Estimular la cooperación, la flexibilidad y el sentido del equilibrio. 
Participantes: Grupo,.. de cualquier edad a partir de 6 personas. 
Reglas: Un participante se aleja de grupo para no ver como los demás. El grupo debe estar tomado de manos sin soltarse y se enredan lo máximo posible. 
Desarrollo: Las personas del grupo se enredan pasando por encima y por debajo de las manos del compañero. Cuando ya no puedan complicarlo mas llaman al compañero que esta alejado y este intenta deshacer el nudo indicando al grupo que deben hacer. 
Evaluación: ¿Cómo nos sentimos al hacer el nudo? ¿Hubo colaboración?

VOLEYVOZ
Definición: Dos grupos que simulan ser jugadores o jugadoras de voleibol. El balón es la voz. Se hacen los gestos de golpear pero diciendo el nombre de la persona a la que envías el balón. 
Objetivos: Desinhibición, Conocimiento de los compañeros y compañeras. Participación lúdica PARTICIPANTES A partir de los 6 años Grupos de seis personas, dispuestos, o no, en el terreno, como los jugadores /as de voley 
Reglas: Hacer los gestos de voleibol. 
Desarrollo: Se simula con gestos que se golpea la pelota, pero se hace con la voz.
Evaluación: Sentados /as comentamos lo experimentado, si ha habido vergüenzas, o que alguien no ha participado por que no han dicho su nombre, si alguien se ha reído del resto, etc. 

PONLE LA COLA AL BURRO
Definición: Intentar poner la cola a un burro pintado con los ojos vendados. 
Objetivos: Estimular la confianza.
Participantes: Grupo, … de 4 años de  edad en adelante. 
Materiales: pintar el burro con tizas de colores, recortar en papel una cola en la punta poner cualquier material que pegue y una venda para los ojos. 
Reglas: No pueden decir si puso o no la cola correctamente. 
Desarrollo: Se venda los ojos al niño, se le da la colita del burro y se le da 3 vueltas y si el niño esta acertando hay que decirle “ponle la cola al burro” si no decirle “el burro no tiene cola”, para que sepa si lo esta haciendo bien.

CUIDADO 
Objetivos: Favorecer la confianza en el grupo.
Desarrollo: Se hace un circuito con los objetos. Tres voluntarios que entrarán de uno en uno. El voluntario recorre el circuito con los ojos abiertos.  Vuelve a recorrerlo, pero esta vez, con los ojos vendados. Sin que él se entere, quitamos los objetos del suelo. Los compañeros le “dirigen” simulando que aún están los objetos.


CONTROL REMOTO
Desarrollo: Se divide el grupo en dos subgrupos y se forman parejas, de modo que cada componente de las parejas se encuentren en subgrupos diferentes. Se disponen bien en dos filas enfrentadas o bien una mitad ocupando el centro del círculo que forma a su alrededor la otra mitad del grupo. La pareja no podrá estar frente a frente (esto es, los miembros de cada pareja no deben estar uno frente al otro). Los jugadores de un subgrupo llevan los ojos vendados. Los otros son los lazarillos, que no podrán moverse. Los ciegos tendrán que alcanzar a su lazarillo, quienes sólo podrán llamarles una y otra vez por su nombre.


EL LAZARILLO
Desarrollo: La mitad de los participantes harán de ciegos con los ojos vendados y la otra mitad hacen de lazarillos. Los lazarillos eligen a los ciegos, sin que éstos sepan quién les conduce. Durante 5 ó 10 minutos los lazarillos guían a los ciegos, llevándoles por diferentes sitios y mostrándole objetos que deberán palpar y averiguar qué son. Después hay un cambio de papeles, eligiendo de nuevo a la pareja.
Hay que poner especial cuidado en que el lazarillo guíe bien al ciego, porque si no, el efecto del juego se invierte creando recelo y desconfianza.


LA DUCHA
Desarrollo: Se divide a los jugadores en grupos de cuatro personas. Uno de ellos se queda firme con los ojos cerrados, mientras que los otros tres, colocados alrededor, le hacen un ligero masaje con los dedos desde la cabeza hasta los pies, haciendo el rumor de la ducha. Se hacen tres pases de champú con la palma de la mano y tres pases de ducha. Se cambian los roles hasta que todos estén duchados.

NARIZ CON NARIZ
Desarrollo: El grupo se dispone por parejas, entre cuyos miembros habrá una distancia de un metro aproximadamente. Uno de ellos debe permanecer inmóvil en su sitio, y el otro tendrá los ojos vendados. A la señal, el ciego comienza a andar poco a poco, intentando tocar con la punta de su nariz la de su pareja, que permanecerá con los ojos abiertos, sin poder moverse y sin hablar. Tan sólo puede guiar al otro soplando suavemente para indicar su posición. Luego conviene cambiar los papeles. 


PESCAR CON LAS MANOS
Desarrollo: Cada persona anda por una amplia sala con los ojos cerrados y en silencio. Cuando encuentra la mano de otra persona se coge a ella y caminan juntas hasta encontrar una tercera persona, y así sucesivamente hasta estar todos unidos.


EL CIRCULO DE LA CONFIANZA
Desarrollo:
Aproximadamente diez personas se unen de hombros formando un círculo. Seguido uno de los participantes se coloca dentro del círculo, en el centro, con los pies juntos. Poco a poco se va dejando caer, sin mover los pies del suelo, ni doblando las rodillas, (Como si fuera un muñeco) de tal manera que los integrantes del círculo con delicadeza le empujen de unos hacia la persona a su lado derecho, sin permitir que se caiga. Así se hará sucesivamente con cada participante del grupo.
Objetivo:
Crear un espacio de vulnerabilidad que ayuda a su vez a desarrollar confianza en el resto del grupo, a la vez que responsabilidad en quienes pertenecen al círculo.
Variación:  Puede realizarce por parejas, cada persona toma un turno para lanzarce a los brazos de su compañero. Esta puede ser la actividad inicial para terminar con el círculo de confianza.